Virginia García Moreno, la Sansona de Sevilla

“En la calle Trajano, de Sevilla, hubo hace cuatro años un embotellamiento de automóviles a causa de uno de ellos que se había quedado empotrado en otro. Pues bien, fui, los desuní a pulso y el tráfico volvió a ser normal. Antes, en Madrid, durante el verano, un día a primeras horas de la tarde, estaba sentada en el Café Ibiza en la Gran Vía, cuando oí “¡fuego!”. Salí corriendo a la acera y vi el toldo del café ardiendo (tal vez por la imprudencia de alguien que tiró una colilla encendida). Di un salto, tiré el toldo al suelo y apagué el fuego evitando que se quemara una joyería que había al lado”.

No, esto no es el texto de un cómic de Marvel sobre un superhéroe. Es un extracto de una entrevista del semanario español de los 70 Dígame a Virginia García Moreno, también conocida como La Sansona del siglo XX o La Sansona de Sevilla.

Ya sabemos de la facilidad de Sevilla de generar ídolos subterráneos, y Virginia García es uno delicioso, pero también amargo.

Me encanta preguntar en Twitter y en Facebook por este tipo de personajes. Es fascinante utilizar el mundo digital para la arqueología emocional de nuestra ciudad. Conté que quería escribir sobre ella en La Muy y rápidamente alguien me contestó “Sí, yo la conocí, vivía en la Avenida Pino Montano. Decía que una vez se quedó tetrapléjica por fractura de la columna y consiguió sanarse a sí misma por su fuerza de voluntad”.

Efectivamente, Virginia García Moreno nació en Málaga, pero al poco tiempo se mudó a Sevilla. Aquí conoció a la cantante Antoñita Moreno y llegó a tomar clases de cante en la academia de Bermúdez. Pero la genética y la propaganda franquista tenían otros planes para ella.

En una entrevista de la época cuenta: “A los doce años torcía hierros, levantaba muebles y los chicos y chicas conocidos huían de mí. Me temían por el poderío que yo tenía. Así que poco después debuté en Palma del Río ya con mi profesión de, digamos, forzuda”.

La Sansona se convirtió en una estrella mediática de la época. Aún se pueden encontrar vídeos del nodo en los que tira con una cuerda agarrada con la boca de un camión en la Plaza de España, o retuerce una cucharilla de café hasta convertirla en un tornillo, o parte piedras a puñetazos o, aún mejor, rompe una rueda de carro y se hace una pulsera. Tal cual.

El franquismo de los 70, enamorado de la publicidad, necesitaba sus héroes populares, de la misma manera que los necesita Estados Unidos ahora, y Virginia se lanzó a la fama. Grabó discos, se le hacían entrevistas diciendo que gastaba 1.500 pesetas diarias en comida y cerveza, hizo espectáculos y, por supuesto, grabó películas, una de ellas La tonta del bote.

El tiempo pasó, se acabó el franquismo, llegaron nuevos ídolos y parece que la fama desapareció. Lo último que he sido capaz de rastrear de Virginia ha sido una pequeña nota al final de una página en un ABC del 20 de octubre de 1978 (¡Qué tesoro su hemeroteca digitalizada!) y no creo que haya que añadir nada más para entender cómo se cerró la historia de Virginia. A no ser que alguien la conozca y, por favor, nos lo cuente.

Bronca en la güisquería de La Sansona: un herido [Salto de ajuste de texto]
Una fenomenal bronca se produjo ayer de madrugada en la güisquería denominada Mini Club, sita en la prolongación de Héroes de Toledo y propiedad de Virginia García Moreno, de cuarenta y nueve años, conocida en el mundo del espectáculo como La Sansona. Al parecer todo ocurrió cuando un cliente, Manuel Río González, de veintitrés años, acusó al personal del local de un supuesto hurto de 8.300 pesetas. Virginia García, José Amador y Julia Sáenz Blanco agredieron entonces al señor Río y éste resultó con lesiones de pronóstico leve, salvo complicaciones. Ni que decir tiene que todos los participantes en la reyerta terminaron aclarando el asunto ante el inspector de guardia en la comisaría de Nervión.

Comentarios

Dejar un comentario

Tu eMail no será publicado

Debes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>