UNYQ

“Una de las piernas más raras que hemos decorado es la de un chico americano que hace lucha libre y quería recrear en su prótesis la musculatura del increíble Hulk. Queremos que la gente supere el reto y se decida a mostrar su prótesis sin complejos”. I+M+D: Impresoras 3D+Materiales+Diseño, es la fórmula de la única empresa en el mundo que fabrica covers para prótesis ortopédicas, UNYQ.

Hoy compramos un smartphone y buscamos una carcasa con que personalizarlo. Esta es la idea que proponen desde UNYQ. La filosofía de este “grupo de locos”, como el propio CEO los define, es crear algo espectacular para sus clientes: unos covers en materiales como el ABS o el nylon moldeados y decorados con la ayuda de la tecnología 3D. Esta tecnología logra recrear con los volúmenes de la pierna sana del cliente carcasas muy ligeras, resistentes y con un diseño único. Un amplio catálogo a partir del cual puedes diseñar tu propio cover eligiendo colores, dibujos, materiales y formas.

La empresa nace en Sevilla de la mano de Manuel Boza (Río Tinto, Huelva). Ingeniero, amputado desde los 16 años, se ha sentido discriminado en ocasiones “no por el trato de la gente, sino por no poder mostrar al mundo mi prótesis”. Desde que sufrió su amputación, ha estado descontento con los acabados de las prótesis porque “nunca llegaban a ser una pierna real”. El producto que ofrece su empresa es “una herramienta” para superar esa discriminación y señala que “nuestros clientes reconocen que la gente se les acerca de una forma diferente. Antes de usar los covers sentían discriminación, incluso rechazo, y cuando han empezado a usar estas carcasas con un diseño propio y un volumen similar al de la pierna sana todo cambia”.

Boza estudia en la Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla y empieza a trabajar en una de las empresas líderes mundiales en ortopedia. En sus comienzos profesionales le perseguía la misma pregunta ¿por qué nadie hace nada por dar una estética diferente a las prótesis? Las grandes empresas del sector centran sus esfuerzos en una producción en serie de prótesis de piernas, rodillas, pies o manos iguales para todos. Durante esta etapa conoce a mucha gente con su misma inquietud: las prótesis que ofrece el mercado son funcionales pero no tienen un acabado personalizado. Es entonces cuando Boza, especializado en robótica, piensa en la impresión 3D como proceso de fabricación para su producto. No tomó como referencia otros negocios como la confección a medida o el tunning, “simplemente intuía que estos covers son necesarios y que una persona amputada debe tener la libertad de poder diseñar a su gusto lo que de ahora en adelante será su nueva extremidad”.

La elección de Sevilla como sede central tiene varios motivos. Indudablemente por el arraigo familiar y sentimental de su fundador, pero también por “la facilidad de crear un grupo de profesionales de muy alto nivel y encontrarlos en muy poco tiempo”. Todos los miembros del equipo se han formado en las Escuelas de Ingeniería y Diseño de Sevilla. Otro factor es la ayuda que le ha brindado el sector aeronáutico: “todo ha sido más sencillo puesto que la tecnología 3D ya se usa en Sevilla en otros campos”. Este networking le ayudó a encontrar materiales, proveedores y técnicas.

Boza no tiene dudas en que “es posible innovar y emprender desde Sevilla”, una ciudad “muy talentosa e innovadora”. “Soy un loco que fui capaz de luchar, resistir y convencer con su idea a otro grupo de locos que me siguieron.”

Actualmente UNYQ cuenta con otra sede en San Francisco, además de la de Sevilla. En EE. UU. trabajan 4 personas -entre ellas su socio-, que se encargan del trato con inversores, marketing y ventas al otro lado del charco. En Sevilla son 18 trabajadores, que diseñan, fabrican, distribuyen, gestionan y venden sus covers. Al entrar en sus oficinas en el antiguo Pabellón de Italia de la Expo´92 llama la atención el ambiente de trabajo, el uso del inglés y la juventud del grupo. La decoración y disposición de los puestos de trabajo también es singular. Una de las características de todos los empleados es que ninguno proviene del sector de la ortopedia. “No he querido nunca profesionales del sector, puesto que se dedicarían a fabricar algo funcional e intentar crear una prótesis realista. En UNYQ buscamos fabricar algo espectacular”, explica Boza.

Mientras visitamos UNYQ coincidimos con un cliente estadounidense que ha venido a Sevilla para conocer la empresa. Encarna el cliente-tipo: persona amputada que ya ha superado el reto, que está satisfecha con la movilidad lograda con su prótesis y empieza a preocuparse por su apariencia. Suelen ser personas entre 20 y 50 años de edad aunque han fabricado carcasas para niños y ancianos. Entre los usuarios de estos covers hay policías, deportistas, médicos, militares, ingenieros, ejecutivos… hasta modelos, que han desfilado llevándolos. Hay quien  tiene más de un cover y los va alternando. Incluso se están creando tendencias con modelos y colores más vendidos que otros.

El catálogo de UNYQ va desde covers para piernas y brazos hasta corsés. Actualmente solo trabajan la parte estética -no la funcional- de las prótesis pero en un futuro próximo quieren abarcarlo todo. Su porfolio tiene hasta 30 modelos diferentes sin cerrarse a peticiones y diseños de un cliente. “Hemos tenido peticiones de lo más singulares, como la del luchador de la pierna de Hulk o la de un cliente neoyorquino enamorado del puente de Brooklyn al que hicimos un diseño inspirado en esa construcción”.

Las carcasas se fabrican en materiales como el ABS -con un precio final más económico- o un plástico muy resistente, similar al nylon, más resistente y por tanto con un precio más elevado. Los precios oscilan entre 300 y 1.200 euros. Pesan unos 400 gramos, un peso asumible para una persona independiente, y es un producto que no suele romperse ni arañarse. Manuel Boza en moto

UNYQ exporta a Europa, América del Norte, Sudáfrica o Australia, entre otros, aunque la mayoría de su producción va destinada a Estados Unidos, casi un 40% del total. En año y medio de recorrido ya han creado más de 700 carcasas, y la proyección es ascendente. Hoy en día pueden fabricar hasta 18 artículos cada dos días.

La empresa vende los artículos en su tienda online -en sencillos pasos explican qué habría que hacer para diseñar tu carcasa- y en varios partners repartidos por todo el mundo. Tiene convenios y lazos comerciales con clínicas y tiendas de ortopedia, donde tienen un córner con sus productos y un técnico que ayuda a tomar medidas y elegir tu cover. No descartan en un futuro, esperan que no muy lejano, vender sus  productos en grandes almacenes.

Boza confiesa que actualmente no cuentan con mucha competencia ya que han sido los primeros en profesionalizar este proceso. “Hay pequeños estudios artesanos que decoran y diseñan covers pero de una forma amateur y en unos plazos que están muy lejos de los que UNYQ puede ofrecer”.

Antes de marcharnos, preguntamos a Boza por qué daría una pierna. “Por que esto que hacemos sea una opción real para la mayoría de los amputados, y en vez de ocultarlo, lo muestren orgullosos”.

Esta es UNYQ, una empresa de Sevilla innovadora, pionera e internacional. Así es el sueño de un emprendedor y un luchador, de un ingeniero sin complejos, Manuel Boza.

Comentarios

Dejar un comentario

Tu eMail no será publicado

Debes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>