Teresa Sáez

Desarrollar actividades basadas en el I+D+i es una tarea, además de apasionante, arriesgada. Pero gestionar un entorno que favorezca ese desarrollo no lo es menos. Lograr las condiciones propicias para que empresas, entidades y centros formativos puedan hacer realidad sus proyectos individuales y, al mismo tiempo, aprovechar positivamente las sinergias para generar una actividad de alto valor añadido es un enorme reto, mucho mayor en Sevilla. Esa es la tarea diaria a la que Teresa Sáez, ingeniera técnica agrícola nacida en Buñol, lleva dedicándose desde que fue designada directora general del Parque Científico y Tecnológico (PCT) Cartuja en octubre de 2003. Del pasado y presente, pero, sobre todo, del futuro de este Parque formado por 423 empresas, hemos hablado con Teresa Sáez. 

¿Qué es el PCT Cartuja?

Es un espacio de excelencia. Espacio que la Junta de Andalucía pone a disposición del Sistema Andaluz del Conocimiento para el desarrollo y las sinergias de un conjunto de empresas, organizaciones y entidades de carácter científico y tecnológico.

¿Y eso en qué se traduce? 

Pues que todas esas organizaciones radicadas en el PCT, mediante la realización de actividades de I+D+i, favorecen el desarrollo, la capacidad competitiva y el progreso económico, cultural y social del entorno. Además de esto, trabajamos para convertirnos en un parque científico y tecnológico referente en innovación, calidad, desarrollo sostenible y responsabilidad social en el conjunto de parques nacionales e internacionales; y eso es algo importante para Sevilla y Andalucía.

¿Por qué en La Cartuja?

La creación de un parque científico y tecnológico en estos terrenos era uno de los proyectos para la modernización del sistema productivo de Andalucía. El proyecto ya se estudiaba en 1986 y en 1988 la Sociedad Estatal Expo 92 plantea a los países y empresas participantes la posibilidad de construir pabellones permanentes siempre que su utilización se integrase en el conjunto científico y tecnológico posterior a la muestra. En el 89 la administración autonómica encarga a un grupo de especialistas el Proyecto de Investigación sobre Nuevas Tecnologías de Andalucía, que ya incluía el proyecto Cartuja 93 como instrumento de innovación tecnológica y desarrollo económico de Sevilla y Andalucía.

¿Cómo ha sido la evolución del parque? 

El PCT Cartuja, que hasta 2010 se denominaba Cartuja 93, nació con 6 empresas instaladas y otras 28 en fase de instalación. Sus primeros gestores calcularon que, con el recinto a pleno rendimiento, el Parque podría generar un empleo directo de 3.000 trabajadores. Estas previsiones, veinticuatro años después, se han superado ampliamente.

¿Qué volumen de negocio y de empleo tiene actualmente? 

Según los últimos datos oficiales, las 423 empresas ubicadas en el Parque generan 16.429 empleos directos y una actividad económica conjunta de 1.990 millones de euros. El empleo indirecto es incalculable.

¿Y la evolución futura? 

Confiamos en que sea, cuanto menos, como hasta ahora. Para nosotros, uno de nuestros mayores activos es la cualificación laboral de los empleos de las empresas del PCT Cartuja.

¿Qué requisitos debe tener un proyecto empresarial para pertenecer al PCT?

Vienen determinados en el PGOU de la ciudad: las empresas que se instalen en el Parque tienen que desarrollar actividades científicas, tecnológicas o de innovación. No obstante, existen áreas específicas para la implantación de servicios generales tales como restauración, hostelería, escuelas infantiles y áreas deportivas y de ocio.

¿Qué áreas están presentes? 

El PCT Cartuja es un modelo muy particular, no es un parque empresarial al uso, ya que la producción “en serie”, fabril, no está permitida. Hay tres áreas diferenciadas: Tecnologías Avanzadas, que es el principal grueso del Parque, al aglutinar 206 empresas, que emplean a 8.356 trabajadores y acaparan una actividad económica de 1.024 millones de euros; Servicios Avanzados, con 120 entidades, 4.846 trabajadores y 591,8 millones de euros de facturación; y Servicios Generales, con 97 empresas, 3.227 empleados y 373,6 millones de actividad económica. Además, hay que tener en cuenta que cada área tiene sus propios sectores, con lo que la riqueza del tejido empresarial del Parque es enorme.

¿Y cuál es la función de la sociedad gestora que usted dirige?

Dinamizar la actividad de las empresas del recinto, casar oferta y demanda de servicios y productos tecnológicos, impulsar la internacionalización, apoyar el emprendimiento con programas propios y ofrecer asesoramiento e información permanente sobre cuestiones como financiación, proyectos, convocatorias, etc.

¿En qué beneficia el PCT a las empresas?

El Parque es una gran comunidad de empresas innovadoras, y como tal, la cercanía -física- de empresas de sectores innovadores crea sinergias de por sí. Además, alberga a las entidades públicas que trabajan por la consolidación y competitividad empresarial, sumándose la presencia de la Universidad y centros de investigación que, con unos 200 grupos de investigación, contribuyen al I+D de las empresas con proyectos en cooperación.

¿Y a la ciudad?

En primer lugar, se ha conformado un área científica y tecnológica de primer orden, capaz de atraer inversiones, rentabilizando con éxito un territorio apenas utilizado hasta la Expo 92. En segundo, complementa la imagen de la Sevilla turística y monumental con la de la innovación, la tecnología y la investigación. Y en tercero, y no menos importante, por la alta capacidad de creación de empleo cualificado y de calidad  y de nuevas empresas.

¿Favorece la permanencia del talento en Sevilla? 

Tanto la permanencia como el reclamo del talento es un hecho. El 56% de los empleados del Parque son titulados universitarios, a los que se suma un 9% de doctores. En Tecnologías Avanzadas, el número de titulados se dispara hasta el 76% y el de doctores al 17%. Además, el 22% de los trabajadores tiene menos de 30 años y otro 63% se concentra en la franja de 30 a 50 años. De hecho, el PCT pertenece al consorcio europeo GEAR para impulsar el programa Erasmus for Young Entrepreneurs, que facilita a emprendedores andaluces desarrollar su trabajo en pymes europeas al tiempo que atrae a jóvenes empresarios europeos a empresas consolidadas andaluzas.

¿Qué proyectos destacaría como emblemáticos? 

El nacimiento en sí del PCT Cartuja y el papel de las empresas que lo hicieron posible. Me explico: las multinacionales como Rank Xerox, Fujitsu o Siemens, a pesar de haber construido pabellones propios para mantener su actividad tras 1992, se marcharon por la crisis de mitad de esa década. Fue un grupo de spin-off provenientes de la Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla el que fue conformando el recinto tecnológico. Fueron pymes andaluzas las que hicieron realidad el proyecto de Parque Científico y Tecnológico; empresas tan relevantes como Ayesa, Inerco, MP Corporación o Alter Technologies, entre otras. Nacieron y se consolidaron en el Parque y ahora son sus principales emblemas por la envergadura internacional que han logrado.

¿Proyectos pioneros?

La puesta en marcha en 2010 de la primera incubadora específica de empresas de base tecnológica de Andalucía, la Tecnoincubadora Marie Curie, construida por nuestra sociedad con fondos autonómicos y europeos. En este edificio se han acelerado 110 empresas, con una media anual de 38 empresas alojadas.

¿Las ventajas competitivas del PCT?

Sin duda, su ubicación privilegiada: es un parque urbano, a sólo 10 minutos a pie del centro, a menos de 20 del aeropuerto o a 12 del AVE.

¿Y por qué no se conoce bien el Parque? 

Es uno de nuestros retos. Desde nuestro nacimiento en 1993, hemos trabajado para paliar la nostalgia que dejó la Expo 92. El Parque es la mejor herencia de la Expo.

¿El futuro? 

La evolución constante en número de empresas y en empleo me hace ser optimista con respecto al futuro. ¿Oportunidades? Todas las que las empresas y centros de investigación del Parque asuman. Su éxito es el nuestro.

Si Curro paseara hoy por el Parque, ¿qué cree que pensaría?

Que si la Expo 92 fue un éxito colectivo, su reutilización posterior no lo es menos. Curro tiene en Cartuja su casa.

Comentarios

Dejar un comentario

Tu eMail no será publicado

Debes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>