“Pretendo subir la apuesta de Manu de ateo y cofrade”. Entrevista a Julio Muñoz, pregonero 2018

Julio (37) es periodista y escritor sevillano. Comenzó su andadura periodística en televisión, participando en programas como España Directo o Andaluces por el mundo. Con su alter ego, Rancio, ha escrito algunas de las novelas más tronchantes del panorama literario actual, entre las que se encuentran El asesino de la regañá, El crimen del palodú o Un hombre-lobo en el Rocío, además de su última novela gráfica La mejor ciudad del mundo (o a nosotros nos lo parece). Pero ahí no queda la cosa. Desde 2014 es el redactor jefe de SEFútbol, medio oficial de la Selección Española de Fútbol. Desde hace unas semanas tiene un nuevo encargo, pregonar la Semana Santa de Sevilla desde su heterodoxia particular. Ahí es nada.

¡COMPRAR ENTRADAS!

¿Qué hace un rancio como usted en un pregón como éste? 

Eso digo yo. Tanto hablar de que hay muchas Semanas Santas posibles y ahora resulta que lo tengo que explicar. Lo llego a saber y me callo, porque ya sabemos que esto es bastante más de sentir que de argumentar. Pero bueno, ya que me he metido, vamos para adelante. Yo que soñaba con ser profeta en mi tierra y he llegado a pregonero.

¿Qué sintió cuándo recibió la llamada de los miembros de La MUY Popular, Anónima y Desmitificadora Hermandad de las Ánimas Libres de Etiquetas?

Yo creo que puse tres o cuatro kilos, de orgullo y de responsabilidad. El pregón de Manu del año pasado es tan bestia, que cuando lo volví a escuchar casi vuelvo a llamar para decir que me había puesto malo. A mí me encanta poner mi granito de arena para que las otras Sevillas, las subterráneas (o no tanto) vean la luz, así que el pregón heterodoxo es una oportunidad fabulosa.

¿Quiénes son sus referentes en el atril?

Creo que, para hacer algo heterodoxo, tengo que irme a referentes de fuera. Así que, aparte de la maravilla de Manu del año pasado, llevo días escuchando textos de gente de otros días, hoy en concreto estoy muy argentino y voy por Casciari, Quique Wolff…

¿Por qué un cofrade no debería perderse su pregón?

Porque seguramente no estemos tan lejos unos de otros, y esa, sería mi gran alegría.

¿Cuántas Semanas Santas hay? 

Cada sevillano es una Semana Santa, pero es que además, cada año la cambia, así que imagínate. Pero de todas formas, en tiempos tan variables, saber que en esa semana todo sale como ya sabes, es un ancla vital. Es una de las cosas de las que hablaré en el pregón.

¿Está todo dicho en los pregones de Semana Santa?

Si lo que voy a contar yo en mi antipregón lo ha contado alguien, por favor, que me espere a la salida y nos vamos de copitas toda la noche. La Semana Santa es la esencia de Sevilla, y Sevilla es inagotable.

¿Qué es más heterodoxo, el Petaíto de Montensión o Alberti escribiendo a los costaleros comunistas?

Es que igual no hay tanta heterodoxia, igual nos hemos buscado un enemigo para unirnos. Igual no estamos tan lejos. Me acuerdo mucho de mi abuela, un día esperando para ver La Candelaria en su balcón de la calle Candilejo y la gente abroncó a unos que manguis que estaban con una litrona. Mi abuela dijo, “pues mira, si le dan a la litrona, mejor que le den viendo a la virgen que no dando tirones”.

¿Qué cree que espera Sevilla de su pregón?

Yo creo que por los libros se esperará humor, pero yo tengo tres objetivos que ojalá sea capaz de cumplir: Conciliar, divertir y emocionar.

¿Y qué espera usted de Sevilla en su pregón?

Solo poder dar la bienvenida heterodoxa a la semana grande es suficiente para mí. Lo he dicho antes, yo aspiraba a ser profeta en mi tierra, y ahora soy pregonero, que es más que casi todo en la vida.

¿Cree que podrá pasear tranquilo el próximo Domingo de Ramos tras dar su pregón?

Solo espero que no venga nadie a apuñalarme con una regañá.

¿Quizá este pregón heterodoxo sea la llave que le abra a la ortodoxia del Maestranza?

Entonces solo me quedaría ya una calle en la Feria.

Resúmanos lo que encontraremos en su pregón en una escena o detalle de la Semana Santa.

Empezaré con científicos, saldrá la Apandau, el amor adolescente y, con toda la modestia del mundo, voy a intentar subir la apuesta de Manu de “ateo y cofrade”. Hasta ahí puedo leer.

¿Algo que añadir?

Que tengo más miedo que una abuela yendo de paquete en una moto. Libertad, salud, y pregón.

¡COMPRAR ENTRADAS!

Comentarios

Dejar un comentario

Tu eMail no será publicado

Debes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>