Pictury

Allá por el año 1961 actuó por primera vez en The Cavern el famoso grupo The Beatles y, como si de un símil en arquitectura sevillana se tratara, en el año 2002 los hermanos Juan Felipe y Carlos Peña fundaron en un sótano del pueblo de Los Palacios su primera empresa de visualización arquitectónica. En aquella cueva nació NeosMedia, el inicio de una trayectoria cargada de éxitos y reconocimientos a nivel mundial. Hemos estado con Carlos Peña, que actualmente está al frente de Pictury, una de esas empresas que no todo el mundo conoce, pero que se codea con los mejores estudios de arquitectura del planeta. 

La historia de esta empresa se remonta a 2002, año en que ambos hermanos crean NeosMedia, que llegó a contar con más de 20 trabajadores y que, debido a la crisis inmobiliaria, vio cómo su actividad se redujo notablemente. Cuando la situación se torció con NeosMedia, en un principio Carlos fue fichado por un importante estudio de marketing inmobiliario en Londres, y más tarde muchos de sus compañeros también fueron contratados. En el país británico había mucho trabajo, pero no compartían del todo la filosofía de NeosMedia: sus proyectos se basaban únicamente en contentar al cliente y hacer lo que este les pedía. Carlos y su equipo tenían otra forma de trabajar más exclusiva, en la que primaba el valor artístico sobre la idea que pudiera tener el cliente. Siempre han buscado recrear y dar vida a los planos, intentando contar una historia y una experiencia, algo tan especial que no fue del todo aceptado por los ingleses. En el año 2008 vuelven a las andadas desde su sótano en Los Palacios y crean Pictury, empresa internacional dedicada a la visualización arquitectónica.Riverlines, Chicago. USA.

Creada tras la aventura británica, Pictury es concebida para dedicarse a la visualización de proyectos de arquitectura, con la intención de que únicamente le faciliten los planos y dejen trabajar a los profesionales sin marcarles pautas. Intentan dar a sus creaciones un toque emocional, incluso que cuenten historias, esta característica ha provocado que gracias al buen hacer y al boca a boca se les reconozca internacionalmente.

Su actividad consiste en dar vida a un plano, crear una historia para cada proyecto y otorgar  a cada construcción el punto necesario para que entre por los ojos de un inversor. En su equipo cuentan con arquitectos, diseñadores, licenciados en Bellas Artes e informáticos, entre otros, que, con la ayuda de una tecnología no muy exclusiva, consiguen fabulosos resultados. Generalmente tardan unas dos semanas en hacer un proyecto básico con un total de seis imágenes, aunque en algunos casos han trabajado meses puesto que lo que se pretendía era visualizar la obra en un vídeo.

Los palaciegos son conocidos internacionalmente y sus proyectos han sido reconocidos en numerosas ocasiones. Recientemente han ganado por segunda vez 3D Awards Architectural, premio internacional más prestigioso del mundo de imágenes de ordenador en 3D en la categoría de visualización arquitectónica. Concretamente por el proyecto Riverline de Chicago, de un miembro de su equipo, David Ruiz. Han trabajado, y lo siguen haciendo, para los más importantes estudios del mundo: Norman Foster + Partners, HOK, KPF,  Perkins and Will,  Smith and Gordon, Gill o Big, entre otros. Y han participado en proyectos como la recreación del World Trade Center o una estación de trenes en Montpellier.

Actualmente están trabajando en uno de los proyectos más grandes a los que se han enfrentado. Se trata de un residencial en Chicago, muy cerca del Down Town, y que cuenta con cinco rascacielos. Fuera de nuestras fronteras es donde encuentran los grandes proyectos. En España cuentan con clientes particulares y algunas empresas, pero son las menos; en el mercado nacional aún no está muy desarrollada la tendencia de la visualización arquitectónica. Se sitúan entre los tres mejores estudios de visualización en España, teniendo como rivales a un estudio gallego y otro madrileño, que, según Carlos, “están haciendo las cosas muy bien”.

Como en otros muchos sectores, el principal competidor es el mercado asiático. Los visualizadores asiáticos tiran los precios y ofrecen unas creaciones de inferior calidad. Nos cuenta Carlos que “la última decisión la tiene el cliente” y en muchos casos por ahorro “eligen la opción barata”. Aún así, el volumen de negocio de Pictury crece cada año y prevé cerrar el ejercicio con unos beneficios que rondarán algo más del medio millón de euros. A pesar de esta competencia, en Pictury siguen apostando por la exclusividad y la diferenciación, es su valor de marca. HVP, Bonn. Alemania.

Una cosa que llama la atención es que al preguntarles por la ampliación de plantilla nos responden que actualmente no lo ven necesario y que están contentos así. Nos cuentan que para ellos es dificultoso encontrar perfiles que sepan hacer bien este tipo de cosas y sean los mejores en su campo, hecho que pone de manifiesto su lealtad a la idea de negocio que defienden y a la filosofía del mismo. “Al final las historias siempre ocurren dentro de un marco”, afirma Carlos.

Por último, preguntamos a nuestro entrevistado por sus proyectos más cercanos, geográficamente hablando. Hablamos de un edificio que se empezó a construir y ahora está en stand by. Se trata de uno situado en la confluencia de las avenidas Ramón y Cajal y San Francisco Javier, concretamente donde se encuentra una gasolinera. Una construcción muy llamativa en cuanto a diseño se refiere y que fue recreada y visualizada por esta empresa palaciega.

Pictury, una empresa que da un toque artístico a algo tan técnico como puede ser un plano. Sin lugar a dudas, un talento diferente el de estos profesionales.

Comentarios

Dejar un comentario

Tu eMail no será publicado

Debes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>