¿Qué nos espera en la moda de 2017?

Los límites entre creatividad e innovación tecnológica continúan diluyéndose como si fueran una pared de Blandi Blub, por eso estamos siendo testigos de interesantes novedades textiles tanto a nivel estético como funcional. Gracias a ello, hasta el más reticente a los cambios en su armario comprenderá que no es una tendencia de la que hablan las revistas, es una solución a sus problemas que nos dice que la moda del futuro is coming, y no consiste en vestir de terciopelo o llevar faldas plisadas. –

Materiales hidrófobos

La búsqueda de soluciones para evitar manchas o simplemente que una lluvia repentina no te fastidie el día ha encontrado su salvación. El desarrollo de esta tecnología llegó hace tres años gracias al MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), sin embargo es ahora cuando se está comercializando para las masas a nivel mundial de mano de Ably Apparel, entre otros. Esto se ha conseguido gracias al Filium, un tejido que hace que el fluido se deslice y no impregne la superficie basándose en lo que ocurre con las flores de loto cuando llueve. Esa particularidad, unidad a la resistencía a los cortes, es lo que ofrece el tejido de LocTote Industrial Bags, las mochilas que prometen desgaste cero y máxima durabilidad.  – 

Wearables

Si no habéis escuchado aún esta palabra, lo haréis a partir de ahora. Los wearables o vestibles hacen referencia al conjunto de aparatos y dispositivos electrónicos que se incorporan a alguna parte del cuerpo para interactuar con el usuario y otros dispositivos con el fin de realizar alguna función específica. Imaginad entonces que vuestra sudadera os avisa del nivel de polución y otros elementos nocivos en el aire. Esto es posible con Aerochromics, el proyecto de Nikolas Bentel, con el que gracias a un tejido compuesto por algodón y sensores de aire con colorantes que cambian de color desde negro a blanco, reaccionan cuando hay presencia de radioactividad, monóxido de carbono o polución. Como accesorio está Ringly, un anillo realizado con piedras semipreciosas como el zafiro o la esmeralda que puedes sincronizar con tu teléfono móvil. June por Netatmo, es una pulsera que indica los niveles de radiación en el ambiente y que además, te recuerda cuándo tienes que echarte crema para proteger tu piel tanto en verano como en invierno si estás en cotas muy altas en exteriores. 

Como último ejemplo de wearable de diseño tenemos a Leaf Urban, un wearable multiposición que sirve como broche, colgante o pulsera y permite detectar cuándo el usuario atraviesa un periodo de estrés y sugiere qué hacer para solucionarlo.

Nuevas materias primas 

Hay quien busca la calidad sin tener que ser responsable de la producción de más plásticos o el sacrificio de un animal, por lo que ya han salido al mercado productos sostenibles como la colección de Zara llamada Join Life, hecha con algodón o poliéster reciclado odal y tencel o la de Sann Visser, hecha completamente con cabello humano llamada The New Age of Trichology

Otro ejemplo de que las nuevas materias primas pueden ayudar a proteger el medio ambiente es la colaboración que Adidas y Parley for the Oceans, una organización dedicada a la reducción de los residuos plásticos en el mar, realizaron hace casi un año para crear una zapatilla impresa en 3D hecha de plástico reciclado del océano.

El abanico que ofrece el binomio moda y tecnología ha ampliado su rango ofreciendo desde los materiales más respetuosos con el medio ambiente y el ser humano, pasando por la lucha por la reducción de residuos contaminantes. El día que llegó un inocente apple watch, que solo unos pocos podían permitirse, nadie se imaginaba el punto en el que nos encontramos actualmente, donde vamos camino de tener inteligente hasta el bolso sin necesidad de realizar una inversión elevada. – 

Comentarios

Dejar un comentario

Tu eMail no será publicado

Debes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>