Y llegó el consumidor místico

¿Habéis notado que las marcas cada vez se han vuelto más místicas? ¿No? Pues empezad a fijaros porque estamos ante una nueva era de buenrollismo ilustrado que no parece que vaya a acabar pronto. Las macrotendencias evolucionan de manera progresiva, pausada, pero constante. Seguro que habéis observado la tendencia de los libros de colorear para adultos, esto está relacionado con la tendencia mindfulness, o lo que es lo mismo, el auge por la meditación para conseguir salud y bienestar tanto físico como mental. Este movimiento todavía está muy presente, pero empezamos a detectar una variante, una evolución de la búsqueda del bienestar de la mente y el cuerpo, hacia una búsqueda de trascendencia, significado y unión con El Todo.  

Independientemente de cualquier religión, este misticismo o espiritualidad se ve representado a través de un mayor respeto a los ciclos naturales, tanto del cuerpo humano como de la naturaleza, los cultivos o los astros. Packagings con mandalas, con representaciones de deidades ancestrales o con motivos del tarot, serán cada vez más comunes.

¿Por qué ahora? 

Vivimos a un ritmo frenético, donde el tiempo se convierte cada vez más en un bien muy deseado, esto, unido a la hiperconexión con las tecnologías, ha hecho que nos desconectemos de lo realmente importante, ha hecho que perdamos el contacto con la relación tradicional con la naturaleza y con las personas. No es casualidad que el consumidor busque cada vez más productos y actividades que estén relacionadas con lo artesanal, tradicional, con el movimiento slow… Hablamos de deporte, de moda, de alimentación y de estilos de vida, ya que las macrotendencias son movimientos y cambios en los hábitos, deseos y motivaciones de los consumidores, no se trata de tendencias efímeras, sino de movimientos que se instalan de manera paulatina, pero firme.

¿Cuáles son las características del consumidor místico? 

En primer lugar, busca conectar con algo más elevado, ya sea Dios (independientemente de la religión), naturaleza o energía. Además respeta los ciclos naturales tanto del cuerpo como de la naturaleza o los astros y propugna la vuelta a lo tradicional y ancestral. Este consumidor desea sentirse parte del Todo, en conexión con nuestro ecosistema y el ecosistema global, por ello se quiere tener el menor impacto posible e incluso contribuir a ser parte de ese ecosistema natural que se retroalimenta y sobrevive. Iniciativas zero waste y de simbiosis con lo que nos rodea. Y, por último, resume su filosofía en vivir y disfrutar el momento.

¿Cómo lo vemos representado en el mercado?

¿Habéis leído la noticia de que se ha puesto de moda las sesiones para tomar DMT? O lo que es lo mismo, tomar la droga conocida como molécula de Dios, extraída de un sapo del desierto de Sonora. Este movimiento no es casual, y está relacionado (de manera extrema) con esta búsqueda de la conexión con el todo y el intento de alcanzar la “iluminación” a través de experiencias psicodélicas.

A un nivel mucho más alcanzable encontramos desde productos de alimentación de temporada, donde se respetan los ciclos naturales de las estaciones, hasta packaging con mandalas o representaciones de astros pasando por un auge en actividades como el yoga, meditación o retiros espirituales.

Un ejemplo claro de la incorporación de las marcas a esta filosofía fue una campaña reciente de Activia, llamada InSync, o En sincronía, en ella se hacía hincapié en esa armonía que debemos encontrar en nuestra vida, donde todo está en equilibrio, nuestra vida personal, la laboral y la familiar.

¿Hacia dónde vamos? 

El consumidor espera de las marcas la misma reflexión interna que han hecho ellos. Desean marcas conectadas, con alma, que busquen y orienten sus acciones hacia el bien común. De momento es un movimiento mayoritariamente femenino, que recuerda a épocas antiguas, pero que sin embargo está más presente que nunca, y va ganando adeptos cada día.

Lourdes Rodríguez
Lourdes Rodríguez

22

Coolhunter

Comentarios

Dejar un comentario

Tu eMail no será publicado

Debes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>