José Muñoz

En la sorprendente biografía del denominado Mick Jagger de las subastas, Simon de Pury, deja una frase que resume su manera de entender la existencia: “Donde había arte, había esperanza”. Nuestro protagonista es experto en esperanza porque conoce como nadie el mercado del arte de Despeñaperros hacia abajo… y quizás también hacia arriba. Ha convertido la zona de la Alfalfa de Sevilla en centro de peregrinación para los amantes de las antigüedades y las obras de arte. Cualquier coleccionista que se precie espera con ansiedad cada una de sus subastas. En su local podemos encontrar piezas de pintura antigua, contemporánea, arte decorativo y joyas. Hablamos con José Muñoz, semanas antes de una de las subastas más importantes de Isbilya. 

¿Por qué Madrid?

Es la primera vez que Isbilya Subasta celebra subasta fuera de Sevilla, y hemos elegido Madrid debido a la alta demanda de nuestros clientes allí; ese es el motivo que nos ha movido a celebrarla en dicha ciudad. La subasta, que tendrá lugar el 25 y 26 de octubre en la calle Velázquez 12, saldrá con más de mil lotes.

¿Cuáles son las piezas más importantes?

Sin duda, la estrella de la subasta es la amplia colección de Salvador Dalí, la mayor a subasta de los últimos años, más de treinta piezas, entre las que destacan dos grandes esculturas del maestro del surrealismo: Reloj blando y La Venus del neumático. Cabe destacar, además de la colección de Salvador Dalí, obras de arte que abarcan desde el siglo XV hasta nuestros días, con firmas tan destacadas como Claudio Coello, Joven Rivera, Juan de Van der Hamen, Eugenio Lucas, Miquel Barceló, Rafael Canogar, Tàpies, Miró y Luis Gordillo, entre otros, así como piezas únicas de artes decorativas y joyas.

¿Qué novedades encontraremos en la subasta de Madrid?

Como novedad principal, destaca una brillante exposición de bodegones barrocos que se podrá visitar en la misma sala de subastas dedicada a los maestros españoles de este género y que llevará por título Calma y quietud, el bodegón español del Siglo de Oro. Esta exposición la conforman 20 obras, con las mejores firmas de esta época y estilo, como son Pedro de Camprobín, Antonio Ponce, Bernardo Germán Llorente, Gabriel de la Corte, Juan de Arellano, Tomás Hiepes, Francisco Barrera y Mateo Cerezo.

¿El arte es un valor seguro de inversión?

El arte es una buena inversión tanto para particulares como para empresas. Es una magnífica manera de diversificar las inversiones. La rentabilidad de la inversión en arte es claramente superior a la de la bolsa. El arte es siempre valor refugio porque si se compra bien, siempre se revaloriza. Invertir en arte, además del disfrute estético personal, genera beneficios para el inversor, con sus consiguientes ganancias económicas.

¿Qué cree que es más importante tener olfato o estar muy formado?

Diría que se trata de un compendio de ambos, pero siempre teniendo una buena formación; un buen olfato sin formación solo puede llevar a equívocos.

¿Es necesario amar el arte para dedicarse a esto?

Pienso que sí, no conozco ningún experto en arte que no sienta pasión por su trabajo. Es un sector muy especial que te cautiva para el resto de tu vida.

De las piezas que han pasado por sus subastas, ¿con cuál se hubiera quedado?

No sabría seleccionarlas, son muchísimas y muy variadas las obras de arte que pasan por mi casa. Verdaderas “piezas maestras” de primerísimo nivel, que he disfrutado mucho subastándolas.

¿Cómo funciona una casa de subastas?

El propietario de la obra de arte se pone en contacto con nosotros. En ese momento nosotros procedemos a estudiar  y catalogar la pieza, buscando la época, autoría, firma y demás, proponemos un precio de salida para la subasta y, una vez que ambas partes estamos de acuerdo, se procede a formalizar el contrato en el que se especifican todo los detalles, tanto del vendedor como de la pieza que se va a subastar. Asimismo, editamos un catálogo en el que vienen recogidos todos los lotes que salen a subasta, el catálogo se distribuye a nivel mundial para poder ser visto por un mayor número de potenciales compradores y coleccionistas. Por último, se realiza la subasta, en la que se puede participar tanto de forma presencial, como por teléfono y online. La parte del estudio y catalogación es sin duda la más importante, hay veces que si no vemos claro una autoría, recurrimos a los mejores expertos a nivel internacional, de ese modo la profesionalidad que ofrecemos es máxima, y ese es el mejor de nuestros avales.

¿Cuáles son los próximos proyectos? ¿Quizá el arte contemporáneo?

Nuestros próximos proyectos no son otros más que seguir consolidándonos como una de las mayores casas de subastas tanto a nivel nacional como internacional. En cuanto al arte contemporáneo, cada vez tiene más cabida en nuestras subastas, es un género que cada día los clientes de Isbilya demandan más, pero sin duda nuestro fuerte es el arte en la época barroca y del siglo XIX.

¿Qué tipo de cliente tiene? 

No tengo un tipo de cliente fijo, abarcamos desde los grandes coleccionistas de obras de arte de España, así como el propio Estado, que en más de una ocasión ha ejercido su derecho de tanteo y retracto adquiriendo obras de nuestras subastas, hasta clientes particulares que tienen el gusto de comprar una obra para su disfrute personal o para regalar. Siempre insisto que en nuestras subastas hay piezas de todos los precios y gustos, esa es también una de las apuestas de Isbilya, poder abarcar todos los gustos y precios.

¿Lo más raro que le ha ocurrido en una subasta? 

Durante el transcurso de una subasta se presentó un señor filipino, que se sentó en primera fila y por el que tuvimos que realizar la subasta en inglés además de en castellano. Fue adquiriendo todos y cada uno de los lotes de arte asiático que fueron saliendo a subasta.

¿Qué pieza le hubiera gustado subastar? 

Hemos tenido la suerte de subastar las mejores firmas españolas, como Velázquez y Murillo entre otros, y en esa línea me gustaría seguir. Artistas españoles de renombre internacional.

Comentarios

Dejar un comentario

Tu eMail no será publicado

Debes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>