Hermanas Gestring

Estando con Laura y Greta, nos enteramos a la vez que ellas que han sido galardonadas con otro reconocimiento, en este caso a la Mejor coreografía y Mejores intérpretes femeninas en los Premios Lorca de la Asociación de Artes Escénicas de Andalucía. Además de este, acumulan otros logros, premios, becas y reconocimientos. Hacen lo que les da la gana, buscan la libertad expresiva, pero sin perder el norte. Antes de salir al escenario, siguen chocando las manos como si aún fueran niñas. Han triunfado en su tierra, y ahora quieren hacerlo lejos de casa. Damas y caballeros, con todos ustedes las hermanas Gestring.

¿Qué hacéis exactamente? 

Venimos de la danza, concebimos este arte como un canal de expresión totalmente libre, así que básicamente hacemos lo que nos da la gana, o eso tratamos. Según el momento que vivamos, lo que nos rodee, pase, soñemos o parodiemos; lo hacemos sin juzgarnos ni imposibilitarnos, simplemente empezamos a hacer y a construir. A veces sólo grabamos vídeo, otras bailamos, otras bailamos y cantamos, otras nos quedamos quietas, otras hacemos un show con todo lo que hemos desechado para el montaje siguiente… En definitiva, ¡hacemos!

¿Vuestro trabajo es pasión o supervivencia?

Pasión, obsesión, amor. Desde luego no trabajamos para sobrevivir, ya estaríamos ahogadas o fosilizadas. Diríamos que es una forma de vida. Cuando no bailamos, nos ponemos tristes e impertinentes.

¿A quién va dirigido vuestro arte? 

A todo humano con ganas de respirar, niños no.

¿Todo el mundo lo entiende?

Pues no sabemos cuánta gente lo entiende. La verdad es que nunca hemos hecho un trabajo con una línea dramatúrgica de principio a fin al uso; no porque no queramos, es que no ha salido y, por el momento, no hemos trabajado así. Hay una línea de surrealismo y desecho imaginario que, normalmente, construye y alimenta cualquier idea y, sobre todo, hay un recurso, la inmediatez, que es nuestra mejor amiga y, por el momento, la que ha conseguido que profundicemos más y nos perdamos menos por cualquiera de nuestros caminos.

¿Desde cuándo estáis dando guerra? 

Cuando creamos las Gestring, en marzo hizo cuatro años, sólo fijamos que crearíamos dos personas, Aletra y Virtue, y alrededor de ellas se iría componiendo todo lo demás sin caer en nada eterno ni agarrarnos a una premisa a la fuerza. Tratamos de ser fieles al primer pensamiento: si sale, le damos; si no funciona, a otra cosa mariposa. Y desde entonces nos inspira todo, una muerte reciente, un sueño de Laura, una canción de Greta, Marjorie Gestring, Manolita Chen, un agujero en la pared, todo lo que nos rodea e incluso la nada más aburrida que exista.

¿Tiene fecha de caducidad vuestro proyecto?

Como hemos dicho antes, cobrando por nuestro trabajo llevamos tres o cuatro años. Hasta cuándo estaremos es algo que no sabríamos decir.

¿Quién os ha influenciado?

Laura: No sabría decirte… creo que hay mucha influencia en todo lo que nos ha rodeado, nos rodea y con quien nos hemos formado. Nuestros gustos y la combinación de Greta y Laura, la rubia y la morena, la Toñi y la Malena.

Greta: Missy Elliot (risas).

¿Vais a salir fuera con vuestras creaciones?

Actualmente viajamos, pero poco. Esto irá cambiando. Sorprendente y gratamente nuestro trabajo ha funcionado muy bien en otros países y culturas diferentes, algo que temíamos. En tu casa, en tu ciudad, cuentas con apoyo, fuera siempre es una incógnita. No descartamos que 2018 sea Gestring around the world (risas).

¿Cuál ha sido vuestra actuación más rocambolesca?

Pues se han dado varias actuaciones de esa índole. Recordamos un edificio, medio normal y corriente, medio feo medio puede tener su encanto, en Wittenberg, en la plaza de Martín Lutero, proyectando un secuestro con una aparición real en la plaza a la vez que tirábamos “un cadáver” para luego aparecer como dos luchadoras y bailar unas sevillanas corraleras con los pasos del baile regional de allí, Schuhplatter. En otra ocasión nos prestaron un piso muy pequeño donde hicimos Puerta celestial para atravesar una puerta tridimensional y convertirnos en puentes galácticos. Por último, podríamos recordar cuando un patio sevillano, donde cada día llegan autobuses de asiáticos, fue invadido por dos hermanas y un maestro de ceremonias con una serpiente de nueve metros y un mensaje: “Ése de ahí te va a matar”.

¿Cuándo hacéis números salen las cuentas?

No, nuestra realidad es más bien precaria, la gran cantidad de horas de ensayo, burocracia, mail, todo eso no está pagado, no es rentable.

¿A quién admiráis?

Marjorie Gestring, nuestra tita. Manolita Chen, nuestro referente circense y, Sleepy James, componente de The Milkyway Express. Sara Montiel, La Zowie, Angelica Liddell, Milan Kundera, Las Margaritas, Oliver Sacks, Las Grecas… son muchos profesionales y compañeros a los que admiramos. Y, por supuesto, a nuestros padres.

¿Cuál es vuestra seña de identidad?

La espontaneidad, la chispa, la guasa… Vamos muy en serio, pero no por eso perdemos el sentido del humor. Para los videos, reina la improvisación. Para las propuestas de escena, está todo planificado, ensayado y medido.

¿Y vuestro sueño?

Trabajar sin miserias. Espacios de creación y residencias. Industrias culturales. Tener tours mundiales y extraplanetarios, un campo con un granero para llevar a cabo proyectos creativos y un santuario de animales, grabar películas, un Centro Artístico Gestring y abundancia para todas, que la gente nos llame para darnos trabajo y nosotras en una playa ¡comiendo sandía!

Comentarios

Dejar un comentario

Tu eMail no será publicado

Debes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>