Fleshlight

Seguro que alguna vez hemos visto en internet o en televisión algún juguete sexual. ¿Si te dijeran que uno de los líderes mundiales de este gran negocio fabrica desde Dos Hermanas, te lo creerías? Hemos estado con Juan Ziena conociendo las instalaciones de FleshLight, el mayor fabricante de vaginas de plástico del mundo. El americano Steve Shubin creó dicho producto allá por el año 1996, patentó su creación y decidió comercializarla. Hoy en día son los líderes del sector.

Todo invento surge de una gran necesidad. La señora Shubin se quedó encinta de gemelas y sufrió un embarazo de riesgo. Los médicos recomendaron al matrimonio no mantener relaciones sexuales durante la gestación y Steve, al sentir la necesidad de satisfacer sus deseos sexuales, inventó el actual FleshLight. Sus inicios, como buena historia americana, fueron en el garaje de su casa junto a uno de sus hijos, fabricaban torsos femeninos, que luego vendían. Poco más adelante dejaron de fabricar torsos, por lo abultado de su tamaño, y lanzaron un nuevo artículo que recogía el elemento más importante para el hombre, una vagina femenina. El señor Shubin formaba parte de los S.W.A.T. y camufló su invento dentro de una linterna como la que acostumbraba a usar en su oficio, y de ahí surgió el término fleshlight (Linterna de carne).

La familia Shubin es una enamorada de los caballos y visita España con frecuencia. Allá  por 2006 deciden montar en Sevilla su segunda sede para abastecer nuevos puntos de venta. Esta empresa tiene dos sedes en todo el mundo, una en Austin, Estados Unidos, y la otra en Dos Hermanas. En esta última dan servicio a toda Europa, Turquía, Israel y Rusia, siendo su beneficio actual de más de 10 millones de dólares. Sus líneas de negocio son la venta al público en general a través de su página web y, por otro lado, la venta al por mayor a diferentes cadenas de sex shops, Amazon u otras plataformas de venta online. Los datos de la compañía inspiran confianza y sigue incrementando, con respecto al año pasado, la venta al por mayor, que ha crecido en torno a un 20%. Todas las transacciones se hacen por internet, carecen de una red comercial, nos cuenta el gerente, que tiene “la suerte de estar trabajando en una de las compañías líderes en este sector”, y nos pone el ejemplo de Kleenex, marca que el usuario asocia a todas las marcas de pañuelos de papel.

chochos fleshlightSus mayores competidores actuales son unos japoneses que han creado un juguete con forma de huevo, llamados Tenga. Otro de los peligros que encuentran son las falsificaciones: existen muchas vaginas de imitación que no son fabricadas en óptimas condiciones y que no tienen las mismas características de FleshLight. Probablemente, cuando entremos en algún sex shop cercano, la mayoría de las vaginas estén fabricadas en Dos Hermanas.

El proceso de fabricación es realizado plenamente en esta planta, con operarios de la zona y con diseños que provienen del departamento de I+D de Estados Unidos. Las vaginas están compuestas por una serie de materiales que se calientan y funden antes de ser metidos en un molde. Posteriormente se enfrían y pasan a una sala donde se tratan con almidón, en un proceso parecido al enharinado del pescado, para conseguir el tacto suave que tiene. Por último, pasan por el control de calidad y son empaquetadas. Actualmente el producto más vendido es la vagina, pero también fabrican juguetes con forma de ano, boca y penes. Nos cuentan que aunque la vagina más vendida es ficticia, tienen en venta una gama de vaginas de pornstars americanas. FleshLight recrea la anatomía de estas mujeres y las vende. Solo tienen las vaginas, bocas o penes de los mejores actores aunque son muchos los que desean formar parte de este selecto club.

El porfolio de productos que ofrece esta empresa se basa principalmente en diferentes tipos de vaginas, que pueden ser personalizadas en el pedido en cuanto a tipo, carcasa y tamaño. El mercado americano demanda una vagina de tamaño grande, sin embargo el asiático no se decanta por ese tipo; por tanto ofertan actualmente varios modelos que cubren todas las necesidades de sus clientes. Otro punto primordial con este tipo de juguete sexual es la discreción: en FleshLight tienen el modelo clásico, en el que la vagina viene camuflada dentro de una linterna, y también un modelo que representa una lata de cerveza o refresco. Siguiendo con esta línea, los envíos a particulares tienen un packaging que pasa totalmente desapercibido ya que en alguna ocasión han tenido una devolución por motivos de intimidad y privacidad.

Hoy en día FleshLight está entablando relaciones con diferentes hospitales y laboratorios con el fin de adaptar su producto a la medicina. En la empresa están seguros de que estas vaginas pueden llegar “a ayudar a muchos hombres con problemas sexuales”. La extracción de semen, la disfunción eréctil o la eyaculación precoz son algunos de los temas que creen que podrían ser corregidos con estos elementos. Hace unos días mantuvieron una primera toma de contacto con el jefe de urología del H. U. Virgen del Rocío con el fin de poder aportar su granito de arena ante estos problemas. Un reto para ellos es poder vender sus productos en farmacias o parafarmacias con un fin sanitario.

Los españoles nos situamos en la sexta posición en el ranking europeo, liderado por alemanes y holandeses. Durante los meses de verano bajan las ventas puesto que su cliente objetivo sale más a la calle y se relaciona más con su entorno. Sin embargo, los meses fríos y las fiestas navideñas son las épocas del año que más volumen de venta obtienen; nos explican que es debido a que los hombres suelen salir menos de casa y tienden a satisfacer sus necesidades sexuales con más frecuencia.

Si vamos a casa de algún conocido y vemos una linterna o lata de cerveza algo distinta, estaremos autorizados a dudar sobre el contenido que en ellas se oculta.

Comentarios

Dejar un comentario

Tu eMail no será publicado

Debes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>