Emre Yay

En mi afán de seguir buscando talento en las empresas y profesionales que han tenido o tienen relación con Sevilla, en esta ocasión he contactado con un alemán. Emre Yay es un simpático joven teutón que nació y vivió al sur de Stuttgart, en una pequeña ciudad rodeada por un bosque, típicamente alemana, como él mismo la describe. Allí fue a la escuela y creció con sus amigos de toda la vida jugando al fútbol, una de sus pasiones. Recuerda su infancia con felicidad en una familia trabajadora: su padre carpintero y su madre ama de casa, es el único ingeniero de su familia.

Cuando termina sus estudios de ingeniería, decide realizar una tesis doctoral fuera de Alemania. Motivado por sus profesores y por el prestigio de su Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática (ETSII), viaja hasta Sevilla para realizar el doctorado (2014-2016) bajo la dirección del profesor de la US Juan Antonio Ortega y la profesora Natividad Martínez de la Universidad de Reutlingen. Confiesa que le encanta Sevilla “tanto por su gente como por su historia” y “quiere volver tan pronto como le sea posible”, pero lo que de verdad le animó a venir fue el claustro de profesores.

Desde muy pequeño ha sentido pasión por los coches, pero fue durante sus estudios cuando se adentró en el sector pudiendo aplicar sus conocimientos a la tecnología de la automoción. Ya en Sevilla, como resultado de su tesis doctoral, titulada An adaptive and rule based driving system for energy-efficient and safe driving behavior, crea un sistema de conducción eficiente basado en los comportamientos y el estrés que presenta el conductor.

Nos citamos con él vía Skype para mantener una interesante charla sobre su descubrimiento y su opinión del futuro de los automóviles inteligentes. “Hi Emre, can we start?…”.

¿Por qué decides investigar sobre la conducción inteligente, en tu caso buscando la eficiencia?

Durante mi infancia sentía gran pasión por los coches, creo que como cualquier niño de mi edad. Me apasionaban los modelos, tunnings, velocidades… pero cuando me hice mayor estos gustos cambiaron hacia las tecnologías usadas en el sector. Fue durante mi etapa universitaria cuando pude combinar estas dos grandes pasiones, autos y tecnología.

¿Puedes explicarnos en qué consiste tu invención?

La invención trata de mejorar el comportamiento del conductor en términos de eficiencia energética y seguridad. El sistema monitoriza el comportamiento de conducción así como el estrés del conductor y muestra recomendaciones mientras se conduce. El sistema lanza recomendaciones, aunque es el conductor quien toma la decisión más deseada; si ocurre el caso de que tenemos que circular más rápido de lo que recomienda el sistema, podremos hacerlo sin ningún problema. El dispositivo logra adaptar las recomendaciones al tiempo real según la conducción y el estrés del individuo. Se intenta no alterar la conducción y evitar que se desconecte el dispositivo, se busca una conjunción entre humano y máquina.

¿En qué se basan dichas recomendaciones?

El análisis de la conducción de la persona está basado en varios indicadores que proporcionan la información necesaria para crear dichas recomendaciones. Los cambios de marcha, aceleraciones, frenadas o la velocidad, entre otros, además de un conjunto de sensores que miden el pulso del conductor con el fin de medir el estrés y nerviosismo que presenta el individuo.

¿Por qué decidiste investigar este asunto?

Tenía bastante claro cuando elegí el tema de mi tesis que sería algo relacionado con los asistentes de conducción. Me decanté por investigar la conducción eficiente debido a un estudio reciente que determinaba que algunos accidentes de tráfico estaban provocados por la contaminación, la cual influía en el comportamiento del conductor. Ya existían sistemas que buscaban la eficiencia energética basándose en los comportamientos pero no se adaptan a las necesidades y acaban molestando al sujeto, que termina apagándolos. El que desarrollamos incorpora los parámetros necesarios para que no se dé dicho caso.

¿Crees que tu sistema puede salvar vidas?

Sí, claro, está salvando vidas desde el primer momento en que el conductor utiliza mi sistema y toma conciencia de los malos hábitos de conducción que tiene. Además, los usuarios están aprendiendo a conducir con seguridad y, por lo tanto, a corregir errores, vicios o manías que tenían en su conducción.

¿Cómo ves el futuro de los coches?

Debido a la conducción autónoma y los coches inteligentes, el papel del automóvil será muy diferente en el futuro. Hoy en día son un medio de locomoción que nos permite transportar seres humanos de un punto a otro; los coches serán en el futuro mucho más. Como una extensión de tu casa u oficina, donde la gente puede trabajar, dormir o divertirse sin preocuparse por la conducción o el tráfico. Esto, por tanto, también cambiará el interior de los vehículos, que tendrán que adaptarse a las necesidades y avances de la ciencia: por ejemplo, no sería ninguna locura encontrarnos con automóviles que añadan una cama, sofá o incluso toda una oficina dentro del coche en lugar de 4 o 5 asientos.

¿Habrá una conducción totalmente inteligente en el futuro?

Creo que sí, pero para llegar a ese punto todavía queda tiempo ya que aún estamos en los inicios de la conducción inteligente. Por ejemplo, hoy en día sólo es posible conducir de forma autónoma en carreteras con situaciones de conducción sencillas, los usuarios aún tienen que estar pendientes del trayecto y preparados por si surge algún imprevisto.  Pero estoy convencido de que la conducción inteligente será plena en un futuro; los beneficios son innumerables, evitaríamos accidentes, colapsos de tráfico o problemas de estacionamiento, entre otros. Imagino un mundo futuro en el que nadie compre coches particularmente, sólo se usen taxis inteligentes que únicamente serán llamados por los humanos cuando les sea necesario desplazarse.

¿En qué otros productos se podría implantar tu tecnología? 

Teóricamente, podemos implantar la tecnología en cualquier sistema que los seres humanos utilizan para dirigir o hacer algo. Esto podría ser, por supuesto, en motocicletas, trenes o incluso instalaciones industriales en las que los seres humanos sean necesarios para la conducción o dirección de máquinas.

Antes de cortar la conexión de Skype nos confiesa que pronto quiere volver a visitar Sevilla, siempre y cuando su trabajo se lo permita. Y es que su tesis de investigación le ha valido para ser fichado por Mercedes Benz. La multinacional germana lo ha incorporado a sus filas con el objetivo de desarrollar y exprimir al máximo su sistema.

Nos despedimos de Emre deseándole muchos éxitos, convencidos de que repercutirán en una más eficiente y segura conducción en un futuro no muy lejano.

Comentarios

Dejar un comentario

Tu eMail no será publicado

Debes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>