Demócratas y colonizadoras

Pertenecen a etnias de materiales y formas diferentes, pero todos defienden el principio democrático de la igualdad. Utilizan una legislación común a toda la humanidad, el culo, y en eso saben que no hay diferencias. Se erigen en sitiales transitorios para la ceremonia cotidiana del diálogo o del monólogo al calor de bebidas y comidas. Ágoras movibles, tronos cubiertos de lamparones y migajas. Clones que conquistan plazas, guerreros de Xian que ganan aceras a los viandantes. Gemelos de las mesas y síntoma de la estandarización franquiciada, aunque aún existe un grupo de resistencia que rechaza ser herrado con el logotipo de tal o cual marca patrocinadora. Embajadas de las tabernas en la calle, archipiélagos para el crucero de los camareros, satélites que orbitan alrededor del velador. Las sillas de los bares son el botón de pause en este trozo del Sur. Sin ellas, la vida merece menos la pena.   Foto: La Muy

Foto: La MuyFoto: La MuyFoto: La MuyFoto: La MuyFoto: La MuyFoto: La MuyFoto: La Muy

Comentarios

Dejar un comentario

Tu eMail no será publicado

Debes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>