Año nuevo, desilusiones renovadas

Se fueron las doce uvas, se fueron los RRMM (no sabemos si Chiquetete ha llegado aúna  casa pero bueno) se fueron los chistes de los cuñaos, se fueron las gambas congeladas del dia… vamos que se fueron las navidades al fin.

Se fueron todos y llegó el año nuevo con sus desilusiones renovadas. La MUY me deja ser en este lugar libre, yo digo que en La MUY me dejan escribir “a bozal quitado”, es por eso que digo que si algo trae los años nuevos son eso: desilusiones renovadas.

Los políticos volverán a gastar la mitad de su jornada laboral en generar problemas que no tenemos, luego gastarán  litros y litros de saliva en convencernos de que antes que tarde solucionarán esos problemas ellos solitos.

Los políticos son los mayores productores de “desilusiones renovadas” del mundo y nosotros los mayores pagadores de peajes de la historia. Pagamos el peaje de sus desaciertos disfrazados de aciertos y los que vivimos entre los dos ombligos del mundo además pagamos ese “muro de Berlín” del siglo XXI que es el peaje de los Jereles.                Menos mal que siempre nos quedará sobrevivir, como lo hizo la inocencia de los niños con Chiquetete, a las que son las “desilusiones renovadas” de todos los años… cuando digo sobrevivir  quiero decir anestesiarnos con alguna bebida fermentada.

Comentarios

Dejar un comentario

Tu eMail no será publicado

Debes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>