Alfredo Grande de León

Una pena haber nacido en esta época. Para nuestro personaje, lo ideal hubiera sido convivir con visigodos, tartesios, griegos o romanos, quién sabe. Alfredo Grande de León es un sevillano licenciado en Bellas Artes y doctorado en Arqueología, enamorado de todas las artes en general, pero especializado en la materia por la que se doctoró. Como bien dice, le hubiera gustado ser vecino de Leonardo Da Vinci, aunque tampoco se queja de la era que le ha tocado vivir, es más, ha sabido adaptar su pasión por el arte a los avances y tecnologías actuales. 

Emprendedor e inquieto desde bien joven, decide estudiar Bellas Artes en la Universidad de Sevilla. La historia, el patrimonio, la restauración… todo le llamaba la atención. Ha trabajado como restaurador en la catedral de Sevilla y en museos arqueológicos tan importantes como el de Madrid o el de la propia capital hispalense restaurando piezas de una antigüedad considerable y un valor incalculable. Siendo muy joven se licenció y empezó a impartir clases en el colegio San Francisco de Paula, un centro de vital importancia para su carrera profesional. 

Por los años 90 surge la oportunidad de optar a la primera convocatoria de proyectos de arqueología virtual que se organiza en Europa. Alfredo presenta sus credenciales a los responsables del colegio y no solo apoyan su candidatura sino que financian parte de sus trabajos. Este hecho es de vital importancia para nuestro talento ya que a partir de este punto su nombre empieza a coger cierto prestigio a nivel europeo. El proyecto consistió en la primera recreación virtual de una ciudad romana, concretamente Itálica. Fue todo un logro el resultado final de aquel trabajo, en esos años los ordenadores aún tenían 128 megas de memoria RAM y consiguieron presentar imágenes en 3D de la ciudad. Se usaron técnicas y herramientas que nunca antes se habían utilizado y el resultado fue excelente para los años que corrían.

Tras este éxito internacional, empieza a colaborar con numerosos proyectos europeos y algunas universidades españolas. La arqueología virtual empieza a dar sus primeros pasos. En este intervalo de años se doctora en Arqueología.

Alfredo siempre ha abogado por el “matrimonio” entre el humanismo -entendido como el conjunto de las artes- y la tecnología. Debido a su continua evolución, preparación y formación, nuestro hispatalento se pregunta: “Si trabajamos con un patrimonio de miles de años en el siglo XXI, ¿por qué no usar las tecnologías, los avances y las técnicas actuales?”.  La arqueología virtual ha permitido, y nos permite, conocer de una forma muy cercana a la realidad cómo eran construcciones, pinturas o esculturas de hace muchos años. Alfredo señala que no fue al único que se le pasó por la cabeza normalizar de alguna forma esta disciplina, pero quizás sí fue uno de los pioneros en hacerlo. Esta combinación entre arte y tecnología tenía que ser aprovechada.

Actualmente es el gerente de SEAV (Sociedad Española de Arqueología Virtual), un organismo que nace de la mano de Grande de León junto con otros compañeros que conoce a lo largo de su vida profesional con la intención de normalizar esta materia. La idea inicial de SEAV es crear un grupo de profesionales que se conozcan, puedan trabajar juntos y utilizar las mismas normas y pautas. En 2012 se redactan los Principios de Sevilla, que recogen toda la normativa, leyes y directrices de esta rama; el nombre no tiene más significado que la ciudad donde nacieron, si bien los principios son de uso internacional actualmente. La redacción de ese listado de principios, nos cuenta Alfredo, fue “una de las tareas más duras y exigentes, pero a la vez necesarias, para que la arqueología virtual actual sea lo que es”. 

La SEAV enfoca su trabajo en tres grandes aspectos: formación, investigación y desarrollo. Hoy en día trabaja con universidades y profesionales de toda España. Tal fue el éxito de la misma a nivel nacional que se crea INNOVA, una filial de la sociedad española pero a nivel internacional, que cuenta con la colaboración de más de 75 centros de 21 países. Cifras que confirman la consolidación de la disciplina incipiente que se forjó en un sótano del colegio San Francisco de Paula de Sevilla.

Grande de León explica que ambas instituciones siempre han intentado ir por delante de las tendencias tecnológicas y virtuales, trabajando según la necesidad del patrimonio. Han tenido que adaptar la tecnología a la demanda de sus labores. La arqueología virtual aglutina un conjunto de artes u oficios que necesitan de las prácticas más punteras. Ser restaurador, arqueólogo, comunicador y director de cine, entre otras cosas, para que tus creaciones sean lo más didácticas posibles y tengan el contenido técnico necesario; “es de las cosas más reconfortantes de nuestra profesión”, indica Alfredo.

Es, y ha sido, uno de los pioneros en esto de la arqueología virtual. Hoy en día la aplicación más conocida es la reconstrucción virtual, pero hay más: el uso de estas técnicas alcanza desde la documentación de piezas arqueológicas y restos mediante un escáner láser hasta la difusión de dichos restos mediante unas gafas de realidad aumentada, por ejemplo. El análisis minucioso que permiten estas técnicas posibilitan un archivo documental único, con un nivel de exactitud inmejorable de nuestro pasado. 

Le preguntamos por sus proyectos futuros, pero como en casi todas las ocasiones no puede desvelarnos mucho. “Es algo muy gordo”, nos dice. Sí nos hace hincapié en el concepto del Smart Heritage, patrimonio inteligente, la tendencia hacia la que nos dirigimos. “Es la forma más sencilla para enseñar nuestra  arqueología y conservarla en un formato multimedia que nos permita en cualquier momento reconocer obras y piezas de incalculable valor económico e histórico”.

Para terminar, hablamos con Grande de León sobre otras épocas. Sin dudarlo, reconoce que le hubiera encantado vivir en el Renacimiento italiano. Para él, ser contemporáneo de Leonardo habría sido fascinante. No en la Italia de Da Vinci, sino en la actualidad, trabaja en lo que le gusta, imparte clases y participa en numerosos proyectos este Indiana Jones sevillano.

Comentarios

Dejar un comentario

Tu eMail no será publicado

Debes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>